Área candidatos
 
Área empresas
 
Buscar ofertas
 
Ofertas por empresa
 
Contactar

 
Empleo
  El PP avisa a los que defrauden con contratos temporales
  Un 7% de las empresas españolas están inmersas en la creación de proyectos del conocimiento
Formación
  Las empresas piden a sus ejecutivos un tercer idioma
  El futuro de la formación, las soluciones mixtas
Europa
  El parlamento europeo aprueba la directiva relativa a la protección de datos personales
  Valoración de la presidencia española y del consejo europeo en Sevilla
.........................................
.........................................

Consulte nuestras áreas temáticas
  RR.HH
  Legalidad
  Magazine
  Tu Negocio
.........................................
 
............................................................................................... Martes, 24 de Junio del 2002
 
El futuro de la formación, las 'soluciones mixtas'

Como suele suceder en estos casos, todos se declaran vencedo¡res. Lo llamativo en esta ocasión no reside en esta circunstancia, sino en la abrumadora goleada que cada parte reivindica haber obtenido sobre su contrario. Así, mientras que los sindicatos aseguran que más de ocho de cada diez trabajadores ha ejercido hoy su derecho a la huelga, el Gobierno asegura que no han llegado a dos por decena. ¿Se han vuelto locas las matemáticas?


ABELINO PÉREZ | Aranda de Duero
En los últimos años la formación, al igual que casi todos los ámbitos empresariales, se ha visto muy influenciada por el enorme avance de las nuevas tecnologías y, sobre todo, por Internet. Está claro que en la actualidad se dispone de valiosas herramientas que hacen posible la formación a distancia, también denominada e-learning. Sin embargo, parece que esta práctica no ha sido la “revolución” que todos esperaban.

No cabe duda de que la formación online no está creciendo al ritmo que se pronosticó hace un par de años. Las causas de ello son varias: por un lado, aunque parezca paradójico, está el retraso en el desarrollo de las tecnologías –aunque se ha avanzado mucho no ha sido suficiente–; en los accesos a Internet y sus capacidades de flujo, así como el coste de las conexiones.

También hay que tener en cuenta el parque tecnológico, en muchos casos obsoleto, con que cuentan aún numerosas compañías y que dificulta, en gran medida, la posible implantación de un programa de formación online en las mismas.

Por otro lado, se ha producido un freno por parte de los formadores tradicionales, que sienten recelo y rechazo a la nueva formación a distancia; sin olvidar la actitud escéptica y poco proactiva de las entidades públicas y privadas a la hora de apostar por nuevos métodos.

Todo esto no deja de resultar, hasta cierto punto, lógico: es muy difícil introducir cambios y novedades cuando la formación impartida hasta el momento ha resultado eficaz y de una calidad incuestionable y, sin embargo, las últimas noticias sobre proyectos online han sido negativas.

Creo que ha llegado el momento de aceptar que tanto la formación tradicional y presencial como a distancia, pueden funcionar por sí solas pero… ¿por qué no alcanzar una fórmula mixta que las complemente, tomando lo mejor de cada una? Propongo pues una solución mixta “blended solution”

Así, donde el e-learning se presentaba como única alternativa a la formación convencional, probablemente las “blended solutions” son la mejor fórmula de innovación y evolución. Se trata de desarrollar el modelo formativo, adaptándole todo lo que Internet y las nuevas tecnologías tienen de positivo.

Estas, “blended solutions” conservan los dos principales puntos fuertes del e-learning: el uso pleno de las tecnologías de la información y de la comunicación y la individualización. Así mismo, guardan las cualidades de la formación presencial, en la que el contacto directo entre alumnos y profesores es sumamente valiosa.

En cualquier caso, lo primero de todo, antes de poner en marcha cualquier proyecto de formación, es evaluar y analizar con detalle las necesidades del cliente y de sus empleados, para poder diseñar una solución a medida. Habrá que involucrar la formación a través de Internet y las nuevas tecnologías hasta donde lo permita el grado de utilización que cada cliente tiene de ellas.

El escenario de fórmulas mixtas supone la obligación de que el consultor/formador trabaje codo con codo con el responsable de formación de la empresa y diseñen juntos la fórmula que mejor se adapte a sus necesidades.

En estos dos últimos años los consultores/formadores hemos aprendido lecciones muy parecidas a las que han aprendido los banqueros con la banca por Internet: la inversión en tecnología es cara; sólo importa y es rentable el cliente activo y no tiene sentido competir con los servicios tradicionales.

Recientes estudios han puesto de manifiesto que el 90% de las grandes empresas españolas han puesto en marcha o tiene intención de poner en marcha en breve algún proyecto de e-learning, pero parece que este canal sólo supone aún el 2% de la formación empresarial.

Coincido con los que dicen que es necesario un importante cambio cultural que favorezca que las empresas expliquen y animen a sus trabajadores a participar en programas de formación a distancia. También comparto la idea de que las empresas necesitan mejorar su infraestructura tecnológica y que no es suficiente con trasladar al ordenador contenidos editoriales sin adaptar.

En conclusión; la formación ni sólo presencial ni sólo online. Únicamente fórmula mixta que combine ambas podrá adaptarse a las necesidades y demandas del mercado.

imprimir enviar a un amigo

Volver